La educación en Santa Fe y Rosario: resultados Aprender 2016 | Observatorio
Pages Menu
TwitterFacebookGoogle+LinkedIn
Menú

Artículo

Agregado por el 14 14UTC Julio 14UTC 2017 en Destacados, Informes Especiales, Publicaciones | 0 comments

La educación en Santa Fe y Rosario: resultados Aprender 2016

La educación en Santa Fe y Rosario: resultados Aprender 2016

 

Por Germán Tessmer

 

La Argentina, tiene la particularidad de ser un país que llega a brindar en forma libre hasta los niveles de enseñanza superior. Básicamente, a través de sus distintos niveles y agencias, el Estado puede llegar a co-financiar junto a las familias, hasta 18 años de la educación formal de un ciudadano. Sin embargo, en la actualidad se ha popularizado la idea de que el rendimiento educativo se encuentra en descenso, y que el estado actual es preocupante.

¿Cómo corroborar cuanta verdad hay en este tipo de afirmaciones? Y de existir un problema, ¿qué tipo de información sería necesario que estuviera disponible para revertir esa tendencia?  En ese sentido, existen un conjunto de programas de evaluación sobre distintos aspectos del rendimiento educativo en los que participa la Argentina. Un caso emblemático son las denominadas Pruebas PISA, relevadas por la OECD.

Por lo general, este tipo de estudios no pasan desapercibidos, y generan reacciones dispares: o bien son combatidos en su etapa de implementación, o se rechazan sus resultados por factores que no se encuentran directamente relacionados a la evaluación, o se aceptan plenamente… también por factores no relacionados con la evaluación.

Por supuesto, esta descripción no implica que se esté validando o invalidando los resultados de tal o cual estudio. Lo que se pone de manifiesto, es que no parece estar lográndose un consenso entre los distintos actores involucrados, sobre cómo y cuál es la información que se necesita relevar, a los fines de obtener un diagnóstico sobre los resultados que brinda el sistema educativo. La aclaración es válida: tampoco es el único consenso que no se está logrando alcanzar en el sector.

Así, bajo éste contexto de carácter general, es que se dieron a conocer los resultados por provincia del Operativo Aprender 2016. Dicho programa, ha sido pensado como un dispositivo de alcance nacional, que mide la evaluación de los aprendizajes de estudiantes de niveles primario y secundario, y sirve como sistematización de información acerca de algunas condiciones en las que ellos se desarrollan.

En el informe, que acompaña a esta nota y libre de descarga (haciendo click en la imagen de abajo), se realizará un recorrido de lo general a lo particular. Primero, se mostrará un panorama educativo en América Latina, para luego adentrarse en el diseño de la evaluación, los resultados obtenidos a nivel nacional y, por supuesto, los resultados obtenidos en la provincia de Santa Fe. Sobre este punto, se realiza una discusión exhaustiva sobre las diferencias entre las escuelas de gestión pública y las escuelas de gestión privada. Cierra el documento una recopilación de las distintas posiciones que se generaron cuando fue implementada la evaluación.

 

 

En lo que sigue de esta nota, dado que el espacio de lectura es más reducido, se expondrán únicamente, los resultados obtenidos por los alumnos en la ciudad de Rosario. Si el lector necesita profundizar aún más en información contextual, o despejar alguna duda; seguramente encuentre mayor profundidad y análisis con la lectura del informe.

 

Rosario de Santa Fe

Tanto en nivel primario, como en nivel secundario, la provincia de Santa Fe ha obtenido un buen lugar en el ranking con respecto a los restantes distritos. Sin embargo, considerados en términos absolutos, algunos resultados son al menos inquietantes, sobre todo en lo que respecta al área de matemáticas en el nivel secundario. Como se puede observar en la tabla, la ciudad de Rosario no muestra grandes diferencias con respecto a la totalidad de la provincia; fenómeno que se explica -en parte- por ser la urbe más poblada del territorio.

 

 

Así, en términos generales, solo dos de cada tres alumnos evaluados lograron obtener un rendimiento satisfactorio o avanzado; con la excepción del área de matemáticas en el nivel secundario, en donde solo uno de cada tres evaluados logra traspasar este umbral. Las ramificaciones de este punto no son menores, sobre todo cuando se los relaciona con las problemáticas de empleabilidad o de auto-empleo, en un contexto generalizado de cambio tecnológico basado en el conocimiento.

Se encuentra mayormente aceptado en la teoría del capital humano, el afirmar que una mayor inversión en educación genera mayor productividad y, en consecuencia, mayores ingresos para un individuo o de sociedad en su conjunto. A medida que la información estadística ha ido avanzando, la relación educación-ingreso futuro se fue relajando, debido al reconocimiento de otros factores intervinientes, como ser el ambiente familiar de donde procede el alumno y, en términos generales, por el reconocimiento de distintos mecanismos de selección que operan en las decisiones de educación de las familias.

Este último punto, es uno de los principales factores que explican el diferencial de rendimiento entre las escuelas de gestión pública y privada de la provincia. Por ejemplo, en el nivel primario se registran diferencias promedio en torno a los diez puntos porcentuales a favor de las escuelas de gestión privada para niveles de rendimiento por debajo del básico, y de 15 puntos porcentuales o más para niveles de rendimiento avanzado. Por otra parte, en nivel secundario estas diferencias se hacen menos marcadas, con la excepción del área de matemáticas.

En la ciudad de Rosario, el fenómeno se replica; pero con una particularidad: el porcentaje de alumnos que fueron evaluados en la modalidad de escuela pública es bastante similar al porcentaje de alumnos en escuelas privadas. Dado que el examen Aprender 2016 abarca a la totalidad de quienes se encuentran en calidad de ser evaluados, lo anterior implica que la matrícula de la ciudad se encuentra dividida en partes prácticamente iguales.

El gráfico que se muestra a continuación, muestra el rendimiento de los alumnos de 6to grado del nivel primario en la ciudad de Rosario, según tipo de gestión de la escuela donde asisten. Al respecto, de un promedio de 14.125 alumnos, el 54,97% concurren a escuelas de gestión pública y el 45,03% restante a modalidad de gestión privada. Como puede observarse, las diferencias de rendimientos se dan en los extremos, sin mayores variaciones entre tipo de gestión en el nivel satisfactorio.

 

 

Por otra parte, el gráfico siguiente muestra el rendimiento de los alumnos de 5to año del nivel secundario en la ciudad de Rosario, según tipo de gestión de la escuela donde asisten. Como se puede observar, en este nivel las diferencias se profundizan en la totalidad de los niveles de evaluación, mostrando 15 puntos porcentuales de diferencia en el rendimiento por debajo del nivel básico en el área de matemáticas. Otro punto no menor a destacar, es que del promedio de 8.231 alumnos que tomaron los cuatro exámenes, el 55,67% concurre a una escuela de gestión privada, y el 44,33% restante a escuela pública.

 

 

Una lectura superficial de los datos, llevaría a adjudicar la totalidad de la diferencia a los distintos modelos de gestión. Sin embargo, una afirmación de ese estilo sería un completo error. En el informe que acompaña a esta nota, se realiza una discusión en extenso sobre los distintos efectos que puedan estar jugando a la hora de explicar dichas diferencias. La hipótesis más firme, es que gran parte de esta discrepancia obedece a factores socio-económicos que están presentes como requisito previo al ingreso de los alumnos en las escuelas, y sobre los cuales, estos resultados no son más que su emergente.

Así, ambos gráficos reflejan la foto de dos ciudades, en las que la calidad de la educación, sirve de lienzo y de paisaje. Para más información, los invitamos a leer el informe completo, haciendo clic en la siguiente imagen.

 

 


Foto de portada, cortesía de Joe Shillington